Enviaments gratuïts a partir de 35€ en productes Baobag

Cómo hacer un cambio de armario sostenible

Este fin de semana hemos dejado atrás el invierno para adentrarnos en la primavera, aunque las temperaturas nos hayan regalado una última bajada como despedida. Pese a todo, estos días decimos adiós al frío y «Hola» al buen tiempo y, así, llega uno de los momentos más temidos del año: el cambio de armario.

La primavera significa renacimiento y renovación. De la misma manera que en la naturaleza las plantas despiertan de su letargo y florecen con energía, nuestro armario se renueva un año más para despedirse de viejos compañeros de viaje y dar paso a nuevas piezas de ropa que se convertirán en nuestras aliadas durante los meses más calurosos del año.

Sin embargo, tirar ropa para dar cabida a otra nueva en nuestro vestidor no parece la acción más ecológica o la que más nos ayuda a cuidar de la naturaleza. ¿Es posible hacer un cambio de armario sostenible y respetuoso con el medio ambiente? En Baobag estamos convencidos de que así es. Por eso, te lo queremos poner fácil con estos cinco consejos para asegurarte un cambio de armario verdaderamente sostenible.

1. Haz un repaso a tu armario

Abre el armario y echa un vistazo. De las decenas de piezas de ropa que lo llenan, ¿qué necesitas realmente? ¿De qué podrías prescindir? Seguro que tienes ropa que hace años que no utilizas pero que conservas «por si acaso», aunque ya no te la pongas porque no es de tu talla o porque no tienes claro que te siga gustando. Pues ha llegado el momento de decidir qué te quedas y qué saldrá de tu armario para siempre.

Si quieres conservar alguna pieza de ropa pero se ha estropeado, siempre puedes arreglarla o reciclarla transformándola en otro complemento, sobre todo si tienes maña con la aguja.

En cuanto a la ropa que quieres tirar… Vamos al paso número dos.

2. Compartir es divertido

De acuerdo, hay ropa que, definitivamente, quieres ver fuera de tu armario. No obstante, lanzarla a la basura queda descartado. Entonces, ¿qué haces con ella? Nosotros te proponemos organizar una Swap party, es decir, una fiesta de intercambio de ropa: queda con tu grupo de amigos y amigas y pídeles que traigan la ropa que quieren desterrar de su armario. Haz lo mismo e intercambiad piezas y complementos. ¡Bingo! Habéis renovado vuestro armario y os habéis desecho de las piezas que no queríais sin perjudicar el planeta.

Si, pese a todo, aún os han quedado piezas que no queréis utilizar, siempre podéis ofrecerlas a alguna organización sin ánimo de lucro que se encargue de darles una segunda vida y de hacerlas llegar a aquellas personas que más las necesitan.

3. Escoge con responsabilidad

Puede que después del intercambio continúes necesitando ropa en tu armario: aún no tienes los vaqueros, la camiseta o el bolso que necesitas desesperadamente y que utilizarás prácticamente cada día esta primavera o verano. Ahora sí, ha llegado el momento de comprar, pero hay que hacerlo con responsabilidad.

Recuerda que, en términos de sostenibilidad, calidad siempre es mejor que cantidad. Adquiere sólo las piezas que necesites y, sobre todo, aquellas que no dañen tu salud ni la del planeta. Es decir: apuesta por la ropa sostenible.

Cualquier tipo de tejido puede ser sostenible si elegimos marcas que trabajen con tintas ecológicas o que apuesten por un modelo de negocio de kilómetro cero y por el comercio justo. Un punto extra es la posibilidad de escoger, además, algodón orgánico. Este tipo de algodón respeta los tempos de la naturaleza, no modifica sus ritmos y, además, contribuye a cuidar de la tierra, las plantas, los acuíferos y el aire, eliminando los productos tóxicos de los cultivos, ya que no utiliza ni pesticidas ni insecticidas. Precisamente por eso, en Baobag estamos apostando por él y tenemos una colección hecha íntegramente con algodón orgánico. Si quieres saber más sobre este material, puedes echar un vistazo a nuestro blog, donde te explicamos su origen y cómo llega a nuestras tiendas.

4. Infórmate del origen

Para asegurarte de que estás haciendo una compra sostenible no debes fijarte sólo en los materiales. Éste es el primer paso, pero también tienes que leer con atención las etiquetas. ¿En qué condiciones se ha fabricado el producto que quieres adquirir?

Por ejemplo, los textiles que utilizamos en Baobag están fabricados en Bangladesh, pero nuestro proveedor garantiza los derechos de sus trabajadores, realizando una tarea de recuperación del tejido social en el continente asiático, dañado durante décadas por la industria textil. Así, respeta los derechos laborales, humanos, y la no explotación infantil, y participa de los proyectos de recuperación del territorio con diversas ONG. De hecho, también cuenta con el sello de comercio justo y diversos certificados de protección del Medio Ambiente.

Pese a todo, inevitablemente, cada pieza de ropa tienen un coste para el planeta. Por eso, las marcas de ropa sostenible tratamos de minimizar este impacto en cada paso del proceso de elaboración de nuestros diseños. En Baobag trabajamos con la filosofía ZeroWaste y, en este sentido, nuestras etiquetas se convirtieron en un quebradero de cabeza del que no podíamos huir: eliminarlas era imposible. Pero encontramos una manera de eliminar el residuo. Así, nuestras etiquetas ahora son biodegradables y llevan semillas de tomatera. De esta manera, no sólo participamos de la protección del medio ambiente, sino que también tratamos de hacer el mundo un poco más verde.

5. Utiliza detergentes sostenibles

Si cuidas la ropa, te durará años y en buen estado. Para conseguirlo, sin embargo, el primer paso es prescindir de los suavizantes, que dañan innecesariamente los tejidos. Por otro lado, los detergentes convencionales contienen sustancias nocivas para la salud de las personas y del planeta.

Entonces, ¿cómo puedo lavar la ropa de manera sostenible? Utilizando detergentes ecológicos y/o a granel. Actualmente, hay muchas marcas que ofrecen una selección de productos eco-sostenibles para el hogar, aportando alternativas para seguir un estilo de vida basado en el movimiento ZeroWaste y plástico cero. Se trata, pues, de jabones y detergentes que te facilitarán hacer el cambio a un estilo de vida más sostenible. ¿Te animas a formar parte de él?

    Deixa un comentari