Filosofia y valores

¿Un Black Friday ético es posible?

Finales de noviembre y, quien más quien menos, todo el mundo ha pensado en los regalos de navidad. Tenemos ganas de poder dar un detalle a las personas que nos rodean, o de permitirnos un capricho a nosotras. El Black Friday es una buena manera de empezar a tachar nombres de la lista de personas que tendrán un paquete envuelto en casa nuestra, de la  forma más económica posible. Pero ¿Qué es el Black Friday? ¿Es irresponsable aprovechar los descuentos?

Os contamos el punto de vista de Baobag.

Nunca es un buen momento para el consumo rápido y poco reflexionado, y el Black Friday es la excusa reina para, justamente, caer en estos tipos de consumo. En Baobag siempre hemos creído que si te compras una pieza de nuestra colección será porque realmente te gusta, la necesitas o crees que será un buen regalo. Por eso hacemos prendas de ropa de larga duración, de calidad, que pueden formar parte de tu armario durante mucho de tiempo. En principio, la premisa inicial del Black Friday choca frontalmente con nuestra filosofía.

Pero es cierto que tenemos ganas de hacer regalos a los otros y a nosotros mismas. Cada vez sois más los que apostáis para apoyar a los pequeños comercios y a los creadores de proximidad como nosotros. En estos momentos es más importante que nunca poder crear vínculos en el barrio o en el pueblo, crear dinámicas de apoyo mutuo y trabajar conjuntamente para el bien del otro.

Para nosotros hay cosas que no cambian, como el rechazo a la moda rápida, pero nos gusta podernos apretar el cinturón, ofreceros descuentos, y que no os lo hayáis de apretar vosotras solas. Por eso pensamos que el Black Friday no es una irresponsabilidad en sí misma, ni implica desentenderse de una serie del valores que nos definen.

En Baobag nos gusta formar parte de los regalos de la nochebuena y la noche de Reyes. Te queremos dar las gracias por escogernos, a nosotros y a la moda sostenible, de comercio justo, proximidad y creativa. Contigo, podemos seguir construyendo un modelo de consumo diferente, y una opción textil alternativa y más amable.

¿Las pequeñas marcas pueden sumarse al Black Friday?

Nunca nos podremos permitir descuentos desorbitados como gran industrias textiles. Esto es porque nosotros escogemos el precio del producto en función de su valor y de los que hemos invertido al hacerlo, y lo ajustamos el máximo posible. En el caso de las marcas de ropa globalizadas, que tienen costes de producción mínimo (un tema que trataremos en otra ocasión), beneficios fiscales y grandes márgenes de beneficio, un descuento desproporcionado es muy fácil de hacer. En el caso de Baobag, el precio del producto se ajusta a su valor y a su coste de producción.
Por eso no podemos ofreceros un descuento como el de las grandes corporaciones, pero si que podemos poner un poco de nuestra parte.

¿Que hacemos en Baobag para el Black Friday?

Un 15% de descuento en todos nuestros productos, y un 20% de descuento para las personas suscritas a la Newsletter. Del 23 al 30 de noviembre.





El origen de Black Friday. ¿Qué celebramos?

Es una tradición estadounidense que marca el inicio de la temporada de compras navideñas y se celebra el día siguiente (viernes) del cuarto jueves del mes de noviembre, el Día de acción de gracias.

Anteriormente se había cuestionado la relación de este término con la comercialización de esclavos afirmando que el día siguiente del Día de acción de gracias a los comerciantes de esclavos rebajaban el precio de este para la temporada de invierno. Se ha demostrado que no tiene nada a ver, puesto que la esclavitud se abolió el 1865 gracias a la decimotercera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y se tiene constancia del origen de la expresión Black Friday casi un siglo después el 1951.
No hay consenso sobre su primer uso, su popularización y su significado real, pero si que hay varias teorías.

La primera vez que se escucha este término se refería el día siguiente del Día de acción de gracias cuando muchos trabajadores llamaban a sus empresas diciendo que se encontraban mal y así podían tener un día más de fiesta, de jueves a domingo.

Según el diario The Telegraph a mediados de la década de 1950 se utilizó esta expresión en la ciudad de Filadelfia para referirse a la gran cantidad de gente que se desplazó en la ciudad el viernes para asistir el sábado al partido de fútbol que se jugaba entre el ejército y la marina. Todos aquellos visitantes aprovecharon la vigilia del partido para hacer las compras de Navidad en la ciudad llegándola a colapsar.

Más adelante, hacia principios de los años 60, seguimos encontrando la utilización de esta expresión por parte de la policía de Filadelfia para describir la gran cantidad de tráfico y gente que se movía por la ciudad los viernes siguientes a Acción de gracias para comprar.

Aterrizaje del Black Friday en España

En España, la fiebre del Black Friday empezó con una conocida cadena de origen alemán el 2012 y a pesar de no tener demasiado éxito, año tras año se han ido sumando grandes empresas hasta el día de hoy donde muchos comercios aprovechan para ofrecer descuentos tanto el mismo viernes como incluso días o semanas antes.

A raíz de las personas que no podían hacer sus compras el viernes se implementó el Cybermonday, el cual tiene lugar el lunes siguiente y está dedicado exclusivamente a tiendas de comercio en linea y productos tecnológicos. Así algunas grandes marcas aprovechan para fomentar las compras durante cuatro días seguidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *